Por René Alejandro Huertas Caicedo
Director General Picoloro Ecoturismo

Grupo que participó en la limpieza al Río Pance
Gracias a Doris Ximena Martínez, Lina Marcela Álvarez, Nathalia Rivas, Martha Inés Gómez, Arley Erazo, Edelmira Serrano, Nancy Caicedo, Michele Texier, Janneth Rocío Osorio y sus familiares, Omar Salinas y Ruby Belalcázar por asistir a la Jornada de Limpieza al Río Pance realizada el día de hoy.

Agradecimientos especiales a Transportes Cuellar por aportar la buseta que nos trasladó hasta el lugar del encuentro.

La organización del evento, liderada por la Juntas de Acción Comunal de San Francisco, La Vorágine y el Peón y apoyadas por la Red de Amigos del Río Pance, Promoambiental y las Universidades Icesi, Javeriana y Católica, habían dispuesto realizar la limpieza en 7 tramos. Nos inscribimos en el Tramo 4, el cual era un recorrido de 3.8 km que iniciaba en el Puente de La Vorágine y terminaba en la entrada 1 del Ecoparque o Parque de la Salud.

La actividad estaba programada para iniciar a las 7 am y terminar a la 1 pm. Sobre las 8 am nos reunimos un grupo de 18 personas en La Vorágine, que asistimos en representación de Picoloro Ecoturismo, y junto a un grupo de la Universidad Javeriana empezamos a recolectar basura río abajo.

Fue muy triste ver tanta inconsciencia. Ropa, tablas, botellas plásticas y de vidrio, latas de cerveza, bolsas, llantas, pañales, una plancha, una botella con gasolina, y hasta lo que parecía un artefacto de brujería, fue el desperdicio que recogimos en menos de 1 km, no llegamos ni a la entrada 4 del Parque de la Salud, y debíamos llegar hasta la 1.

Fue impactante el hedor que producen los desperdicios que arrojan los negocios que hay al lado del río, de lo cual no se salva ni el Club del Departamento, que a la altura de la cancha de fútbol vierte residuos al Pance.

El río es de todos, ¿por qué no lo cuidamos? Es un espacio que tenemos los caleños para divertirnos, POR FAVOR CUIDÉMOSLO!!, es algo de sentido común.

El cuidar el río no es solo responsabilidad de las entidades encargadas, va más allá. Quien cuida el río somos los ciudadanos. No seamos más tan ignorantes e indolentes, no continuemos botando basura. Si este cambio de mentalidad requiere imponer reglas, pues impongámoslas, pero esto no debería seguir así. Está frente a los ojos de todos, y nadie lo ve.

Picoloro limpiando el Río Pance